Categorías Agregar a Favoritos
Última Actualización: 19/08/2019
.

Página aleatoria

CATEGORÍAS
Arte

Costumbres

Economía

Geografía y Geología

Historia y Arqueología

Lengua y Literatura

Seres vivos

Comidas y Bebidas

Lo Nuevo

 

Juan Ignacio Gorriti
Guerrero de la Independencia

  

      Juan Ignacio Gorriti nació en Horcones, Salta, en el año 1776. Provenía de una familia de terratenientes con gran influencia en la política del noroeste argentino. Realizó sus estudios universitarios en Córdoba, donde se recibió de Doctor en Teología en el año 1790. Tiempo después regresó a Jujuy, donde desempeñaría sus labores como cura en Cochinoca.

      Hacía 1810 ejercía su curato en la ciudad de Jujuy, donde se destacó como un temprano defensor de la independencia respecto de la corona española. Por su fuerte apoyo a la Revolución de Mayo, fue elegido mediante un Cabildo Abierto, convocado en septiembre de ese año, como diputado por Jujuy para representar a la provincia en la Junta Grande (el nuevo gobierno revolucionario formado en Buenos Aires y que convocaba a todas las provincias a enviar sus representantes para formar gobierno nacional). Ya en la Junta Grande, Gorriti se destacó como uno de los primeros pensadores, tal vez el primero, del federalismo y de la libre representación de los pueblos en igualdad de la Argentina. De igual manera, bregó por la formación de Jujuy como una provincia independiente, pues por aquel entonces, Jujuy pertenecía a  la Intendencia de Salta. Sin embargo, debemos recordar que Jujuy contaba con su propio cabildo, lo que le permitía representarse a sí misma ante los gobiernos revolucionarios.

      En diciembre de 1811, tras la formación del primer Triunvirato, Rivadavia, por intermedio del nuevo gobierno, decidió expulsar de Buenos Aires a los representantes de las provincias, anulando así su participación en el nuevo gobierno. Gorriti fue el representante que con más tenacidad se opuso a este atropello. En sus propias palabras:
“Para precaver que los pueblos de las Provincias Unidas vengan a quedar constituidos en un feudalismo vergonzoso y degradante, o en una dependencia colonial de la capital de Buenos Aires, como estaba antes toda la América respecto a la Metrópoli, pondrá el diputado de Jujuy el mayor esfuerzo a que el edificio de nuestra Constitución política se cimente sobre las firmes bases de la igualdad, consultando no solo a la libertad general de Estado, sino que asegure la libertad y demás derechos de los Pueblos Unidos, y queden afianzados y garantizados los individuales de cada ciudadano” (Rojas, Ricardo. La Argentinidad. Ensayo histórico sobre nuestra conciencia nacional en la gesta de la emancipación 1810-1916).

      Una vez en Jujuy, Gorriti dio a Belgrano todo su apoyo, bendiciendo la bandera de su creación y siguiendo al pueblo en su traslado a Tucumán durante el Éxodo Jujeño. Hacía 1815 fue elegido diputado para representar a Jujuy en el congreso de Salta, donde se pretendía resolver un conflicto político: Güemes había sido electo gobernador de toda la Intendencia sin la participación de Jujuy. Allí, tras una  larga  serie de negociaciones, Gorriti consiguió que Güemes se sometiera a la elección del cabildo jujeño.

      Juan Ignacio Gorriti cumplió un rol político de gran importancia (al igual que sus hermanos José Ignacio y “Pachi”) en Jujuy y Salta, fue Vicario General del Ejercito del Norte y electo diputado por Salta para el Congreso Nacional de 1824. En éste, paradójicamente, voto a favor de algunas leyes unitarias y no se opuso al gobierno de Rivadavia, su viejo rival. Se extrae de sus “Memorias” que mantuvo una posición neutral “Ni me opuse, ni contribuí a su elección” (Sánchez de Bustamante, Teófilo. Biografías históricas de Jujuy). Sin embargo, Gorriti siempre defendió el proyecto de una constitución federal.

      En febrero de 1829, fue elegido gobernador de Jujuy y Salta, es decir de toda la Intendencia. Por aquél entonces se había desatado una cruenta guerra civil entre las provincias argentinas. Si bien la política de Jujuy y Salta había sido la de mantenerse al margen de las guerras en el sur (pues habían sufrido quince largos y cruentos años de guerra defendiendo al resto del país de las fuerzas realistas), Gorriti decidió unirse al Pacto Federal liderado por el general cordobés José María Paz, quien se enfrentaba con Facundo Quiroga.

      A finales de 1831, luego de haber terminado su mandato constitucional, Juan Ignacio Gorriti debió exiliarse en el Alto Perú, a consecuencia del triunfo de las fuerzas de Quiroga sobre Lamadrid en la batalla de Ciudadela, y en la cual el “Tigre de los llanos” se hizo con el control del norte. Durante su exilio en Cochabamba continuó con su curato. Luego fue rector del Colegio de Sucre, ciudad en la que falleció el 24 de mayo de 1842. (G.L.)

 

Más información sobre este tema en:

BIDONDO, E. A. 1968
BIDONDO, E A. 1980.
http://www.diccionariojujuy.gov.ar/
Rojas, R. 1916
SÁNCHEZ DE BUSTAMANTE, T. 1995.
TERUEL, A. y LAGOS, M. 2006

Para citar este artículo:

"Juan Ignacio Gorriti" - © Jujuy en línea - 2019